Todo el aceite de palma utilizado en las marcas de consumo de Vandemoortele posee certificado de sostenibilidad. El 98,5% del aceite de palma que compra la compañía es trazable desde su origen. Son los grandes números del aceite de palma que figuran en el último informe de sostenibilidad, el de 2017, que acaba de presentar Vandemoortele, miembro de la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible.

La sostenibilidad es un compromiso a largo plazo de Vandemoortele que valora, no solo la Fundación, sino también la ONG WWF, que califica su trayectoria como “buen camino” en su Palm Oil Buyers Scorecard (2016). Actualmente, Vandemoortele ha anunciado que contribuirá en la transformación del terreno cofinanciando evaluaciones de campo en Indonesia o Malasia. De cara a 2020, su objetivo es deforestación 0 y explotación 0 en la cadena de suministro de aceite de palma. Además de la palma, desde 2017, toda la soja de sus marcas de consumo tiene certificado de sostenibilidad.

Entre las acciones que se reflejan en el informe de sostenibilidad están los progresos en las condiciones laborales en la cadena de suministro y seguridad alimentaria, sus ecoindicadores vinculados al consumo de energía (el 50% de la electricidad comprada por el grupo proviene de fuentes renovables) o su Código de Conducta para Proveedores, que ya se distribuyó a más de 1.000.

Fuente: http://www.vandemoortele.com/sites/default/files/2018-03/2017%20SUSTAINABILITY%20REPORT.pdf

Leave a Reply