La Unión Italiana para el Aceite de Palma Sostenible junto con la Asociación Italiana de la Industria Oleícola (ASSITOL) celebraron el pasado 22 de enero un encuentro cuyo tema central fue el aceite de palma como recurso versátil, seguro y sostenible. Además, se trataron en profundidad los aspectos tecnológicos, de seguridad y sostenibilidad del aceite de palma en lo que respecta al nuevo Reglamento de Deforestación Importada (EUDR), que se aplicará a partir del 30 de diciembre de 2024.

Entre los participantes del encuentro destacan: Andrea Carrassi, director general de la Asociación Italiana de la Industria Oleícola (ASSITOL), que representa a las empresas italianas que operan en el sector de las grasas y productos derivados, Simona Leoni, directora de I+D del Grupo UNIGRA, empresa italiana que se dedica a la transformación y comercialización de aceites, grasas y margarinas, Francesca Morgante, en representación de la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO), y por último, Luca Pizzato, auditor del Instituto de Certificación Ética y Ambiental (ICEA), empresa que realiza labores de control a empresas que elaboran productos basados en el desarrollo sostenible de zonas rurales.

A continuación, se detallan algunos de los aspectos clave de las intervenciones de los ponentes:

  • Es importante que las empresas afectadas por el EUDR apoyen y se involucren en la lucha contra la deforestación, así como en la mejora de sus cadenas de suministro. Para ello, es clave que propongan soluciones a los efectos secundarios no deseados de la legislación, como las dificultades a las que se enfrentarán los pequeños productores, los numerosos desafíos técnicos (geolocalización, trazabilidad, etc.).
  • Es favorable, para hacer frente al EUDR, la certificación, pues las empresas con cadenas de suministro certificadas, por ejemplo, por la RSPO, tienen los procesos clave implementados. Además, las Autoridades competentes tienen menos probabilidades de realizar controles a estas empresas certificadas, pues la certificación se considera una herramienta de mitigación de riesgos.
  • Es importante que las empresas que utilizan materias primas afectadas por el EUDR, y, sobre todo, aceite de palma, promuevan y conciencien activamente sobre la cultura de la sostenibilidad y el uso de aceite de palma sostenible en las empresas, pues sólo en la Unión Europea, se consumió el 45 % del aceite de palma (mundial) sostenible certificado en 2022.

Por todo lo anterior, la implementación del Reglamento EUDR representa un importante punto de inflexión en la lucha global contra la deforestación, ya que afectará cualquier empresa, de la Unión Europea o de terceros países, que comercialice cualquiera de las materias primas afectadas (madera, soja, carne de vacuno, aceite de palma, cacao, café y caucho).

Irene Castillo

Asesor científico